Aquel gato.

No voy a mencionar direcciones exactas ni lugares, pero por mucho tiempo supe que estaba ahí, aunque nunca lo hubiera tocado. Hacía ya algunos años que había identificado un gato asomado en la ventana de ese edificio, tomando el sol por las mañanas y observando la calle por las tardes. Sigue leyendo Aquel gato.

Cómo llegué a la fotografía.

Erik Murillo geólogo
Erik Murillo en el Popocatepetl, con el Izta en el reflejo.

La gente que recién me conoce piensa que siempre he sido fotógrafo, y si bien, desde niño me ha llamado la fotografía, nunca fue siquiera una opción que pensara en mi niñez o tierna juventud. Les voy a contar esta historia: Sigue leyendo Cómo llegué a la fotografía.