Cómo fotografiar a un gato

Cómo fotografiar gatos

Fotografiar a un gato puede parecer una cuestión más de suerte que de técnica, pero esto no es así. En esta entrada aprenderemos las bases para obtener los mejores resultados.

Conocer el comportamiento de un gato.

Hay dos cualidades que comparte la gran mayoría de los gatos: la curiosidad y el nerviosismo ante situaciones/lugares nuevos. Es por eso que ante todo, debemos dar el tiempo suficiente a que el gato se habitúe al set de fotografía (no necesariamente un estudio, el hecho de mover muebles u objetos habituales en casa son suficientes para poner nervioso a un minino),  dejar que el felino conozca y se acostumbre, darle su espacio y que sepa que no corre peligro.

La curiosidad se satisface dejando al gato investigar. Es por eso que siempre que hagamos fotografías con gatos nos aseguremos que el lugar es seguro.

gato
Si un animal tiene comportamientos peculiares, ese es el gato.

 

Preparando el set.

¿Hay un lugar donde se ilumine mejor cuando descansa tumbado al sol? Limpia y prepara antes de la hora de la siesta, de modo que cuando el gato llegue ahí esté todo listo,  de lo contrario es casi seguro que al intentar preparar el lugar, tu gato va a moverse e irse.

Si piensas utilizar iluminación, mobiliario, etc, prepáralo antes de que el minino entre en escena.

No hay una regla, ni es necesario preparar toda una escenografía, tu gato de cualquier forma va a robar cámara. Si la fotografía es para adopción, es mejor usar un fondo neutro, donde no haya distracciones sobre el gatito.

Iluminando al gato.

Luz natural: Si no tienes experiencia en iluminación esta es tu mejor opción. En gatos de pelo largo y claro, es muy llamativo cuando la luz entra cenital (desde arriba) por una ventana.  En cualquier caso la luz a través de la ventana va a dar magníficos resultados. Luz directa es recomendable solo en las últimas horas de la tarde o las primeras de la mañana.  Cuida la dirección de la luz.

Gata iluminada con luz natural.
La Wera iluminada con luz natural, a través de una ventana.

 

Luz artificial: Pese a que algunos felinos pueden asustarse un poco con el flash, es más recomendable su uso sobre las fuentes de luz continua. Esto es porque si usamos luz continua necesariamente utilizamos velocidades más bajas de obturación, y el riesgo de que aparezca movido el gato se incrementa. Usar cajas suavizadoras es muy conveniente (especialmente en gatitos de pelaje largo) y beauty dish en gatos tabby, pero esto ya es a elección del fotógrafo. Luz directa no es lo más adecuado.

Una forma sencilla de suavizar la luz en interiores (con techo blanco) es dirigir la luz del flash hacia arriba. Es sencillo y los resultados son aceptables.

Para iluminar solamente al gato (y aislarlo de otros distractores del fondo) usa un beauty dish con panal.

Berlioz iluminado con un beauty dish con rejilla.
Berlioz iluminado con un beauty dish con panal.

 

Apertura y velocidad de obturación.

Apertura: Cuando utilizamos luz continua o natural, lo mejor es utilizar aperturas amplias (número F pequeño), tanto para aprovechar al máximo la luz (que casi siempre, en luz continua es muy poca), como para aumentar la velocidad de nuestra obturación, y evitar que el gato aparezca movido. Además la profundidad de campo se reduce, esto es ideal para gatos quietos, donde podamos jugar con esta variable sin que se salgan de foco.

Sin embargo cuando utilizamos destello, y el gato es inquieto, vamos a preferir una apertura media, para aumentar el rango de nuestra profundidad de campo, y el gato aparezca enfocado aún que se esté moviendo hacia adelante o hacia atrás del punto de enfoque.

Velocidad: Utilizando luz natural o continua, la máxima permitida de acuerdo a la cantidad de luz y a la apertura utilizada.

Cuando utilizamos destello, verificar que utilizamos la velocidad de sincronización de acuerdo al modelo del flash y cámara (usualmente cercana a 1/250s, en casos de alta velocidad, esta puede llegar hasta 1/8000s)

Lentes.

Para evitar deformaciones se sugiere utilizar lentes cuya focal sea igual o mayor a 50mm, sin embargo no hay una regla, y pueden obtenerse fotografías muy creativas con lentes gran angular. Es importante saber que entre más angular sea el lente, más nos vamos a tener que acercar al felino. Para gatos no acostumbrados a nuestra presencia, vamos a preferir focales mayores.

Marie, con un lente 10mm F/2.8
Marie, con un lente Sigma 10mm F/2.8EX Fisheye

 

Gato a 70mm, en malecón de Manzanillo.
70mm, en malecón de los gatos, Manzanillo, Col. (Lente EF 70-200 F/2.8L)

 

Toulouse a 155mm
Toulouse a 155mm (Lente EF 70-200 F/2.8L)

 

Gatos en acción.

Fotografiar gatos en acción no es sencillo, necesitamos hacer uso de todas las herramientas a nuestro alcance para lograr una fotografía adecuada (enfocada, nítida, bien expuesta, buena composición).

Se sugiere utilizar luz de destello, o luz natural en horas cercanas al medio día (lamentablemente con luz natural no podemos controlar la iluminación de nuestro entorno, o tenemos que hacer toda una escenografía), velocidades altas y mucha, pero mucha paciencia.

Es aconsejable utilizar los juguetes favoritos del gato, y quizá un poco de catnip.

No es aconsejable utilizar alimento. Durante toda tu producción fotográfica (a menos que se trate sobre alimentación del gato) debes mantener el alimento alejado. Especialmente alimento húmedo o que no consuma habitualmente el minino, ya que se va a enfrascar en conseguirlo y tus fotos tendrán que aplazarse.

El salto de Marie.
El salto de Marie.

 

Gatos con personas.

Un tema recurrente en la fotografía es gato junto a una persona. A no ser que se trate de un animal muy habituado a socializar y a fotografiarse (sí los hay), es preferible que persona y gato sean conocidos y hayan convivido.

Para realizar una fotografía adecuada debemos preparar el set con la persona primero, y cuando todo esté listo incluir al gato. Las fotografías deben ser rápidas y considerar hacer descansos para que el minino lo sienta natural.  El uso de alimento tampoco es aconsejable en este caso, en cualquier caso, darlo como premio al finalizar el shooting.

Shooting gatos y embarazo.
Shooting gatos y embarazo.
Shooting gatos y embarazo.
Shooting gatos y embarazo.

 

Recomendaciones finales:

  • Siempre respeta el espacio del gato, deja que te olfatee y te conozca.
  • Ten paciencia y dale su tiempo.
  • Piensa primero cómo quieres el resultado y realiza los arreglos antes de incluir al gato en escena.
  • Vuelva a tener más paciencia.
  • Usa características de tu cámara como el modo de enfoque AI SERVO para gatos en acción.
  • Utiliza el balance de blancos adecuado.
  • Utilizar trípode es básico.

 

Espero que les sea de utilidad este artículo y pongan en práctica las recomendaciones. Si al final todo esto te parece muy complicado, recuerda que siempre podemos hacer las fotografías por ti.

Hagamos un mundo mejor para los animales:

Adopta – Esteriliza – Cuida.

 

Hasta la próxima entrada!

Erik Murillo www.erikmurillo.com.mx
Síguenos en Facebook.
Twitter e instagram: @ErikMurillo

Publicado por

erikmurillo

Fotógrafo mexicano, trabajando en el área de fotografía comercial, books para modelos, moda, fotografía de producto, fotografía corporativa y fotografía aérea, entre otras ramas. Amante de la ciencia y de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *