Aquel gato.

No voy a mencionar direcciones exactas ni lugares, pero por mucho tiempo supe que estaba ahí, aunque nunca lo hubiera tocado. Hacía ya algunos años que había identificado un gato asomado en la ventana de ese edificio, tomando el sol por las mañanas y observando la calle por las tardes. Continuar leyendo “Aquel gato.”